La abadía de Scourmont

Desde 1850

La abadía de Scourmont

Durante el verano de 1850, un pequeño grupo de monjes se instaló en la meseta salvaje de Scourmont, cerca de Chimay. Alrededor del monasterio, se construyeron una granja, una cervecería y una fábrica de queso.

La abadía de Scourmont desarrolló varias actividades económicas, lo que permitió el aumento del empleo en la región.

La Fundación Chimay-Wartoise

Esta Fundación sin fines de lucro se creó en 1996 gracias a la iniciativa de la comunidad monástica de la abadía de Scourmont.

Con el deseo de separar su vocación monástica de las preocupaciones económicas generadas por el desarrollo de las empresas que hicieron propias (cervecería, fábrica de quesos, posada, etc.), los monjes de la comunidad de Scourmont crearon luego la Fundación para llevar a cabo las actividades de sus empresas.

www.chimaywartoise.be

Ética

La abadía garantiza el respeto a un valor fundamental: la ética.

Dicha ética está presente a lo largo de todo el proceso de elaboración y comercialización de nuestros productos y se plasma, más concretamente, en los siguientes aspectos:

  • El grueso de los ingresos generados por las ventas de nuestros productos se destina a servicios sociales;
  • Se presta especial atención al consumo responsable de los productos;
  • Se garantiza el respeto y la valoración de las personas que participan en la elaboración de dichos productos;
  • Elaboración a partir de ingredientes 100% naturales y protegidos.